Enter your keyword

Sobre nosotros

SOS REFUGIADOS

Conoce nuestra historia

SOS Refugiados nació con el objetivo de ayudar de manera directa e inmediata a los refugiados que iban a llegar por miles a España… pero no llegaron.  Las cuotas de acogida no se cumplieron. .Muchos de  los “afortunados” que llegaban a Grecia, los que conseguían cruzar el Egeo desde Turquía sin dejarse la vida en mitad del mar, continuaban el camino cruzando los Balcanes camino a Centroeuropa… y se cerraron las fronteras… y empezaron a quedar indefinida e irremediablemente retenidos en Grecia: meses e incluso años, esperando a que sus solicitudes de asilo sean concedidas (o no), Meses e incluso años, sin más apoyo económico, social y moral que el que los voluntarios, la población griega y alguna organización con buena voluntad.  Teníamos que hacer algo, no podíamos seguir sentados en el sofá lamentándonos por lo que estaba ocurriendo y seguir mano sobre mano.

Lo primero que hicimos fue enviar una caja con mil mantas térmicas a Serbia. Tras esa primera caja, vino otra y una tercera. Lo comentamos en nuestros perfiles de Facebook y sucedió la magia: jamás pensamos que hubiese tantas personas que, como nosotros, querían ayudar pero no sabían cómo hacerlo. Gentes de todos los rincones de España nos comentaban que ellos también querían ayudarles. Y así, poco a poco y sobre la marcha, nuestros envíos de ayuda humanitaria pasaron de ser una pequeña caja, a contenedores marítimos que se llenaban gracias a todas esas personas anónimas y solidarias.

Aprendimos rápido el funcionamiento y los intríngulis del transporte marítimo,  ¡conocimos incluso los distintos tipos de contenedores y de palets!

Aprendimos cuáles eran sus necesidades reales, que no siempre coincidían con lo que nosotros creíamos desde la comodidad de nuestras casas. Aprendimos que no sólo necesitaban ropa, calzado, alimento, medicinas, asesoramiento… también necesitaban que les escucháramos, necesitaban ser comprendidos, contar sus vivencias, sus angustias, sus miedos y sus dramas personales. Aprendimos que no eran tan distintos a nosotros, aprendimos que cualquiera de nosotros podría. en el juego de la vida, ser uno de ellos.

Conseguimos que la Fundación SEUR se implicara en nuestro proyecto y nos echara una mano con los costes del transporte dentro de España.

Gracias al gobierno griego, conseguimos poder disponer de un almacén en Elliniko, en lo que fueron las instalaciones de las últimas olimpiadas en Grecia. Hasta ese almacén llegaba lo enviado y desde él, se repartía a los  centros de refugiados de Atenas, Patras, Thesalónica, Lesbos…. Todo ese trabajo se realizaba gracias ya por entonces, a la colaboración de cientos y cientos de voluntarios que acudieron a nuestra llamada,

En verano de 2017 y gracias a la confianza de muchas personas anónimas, otras pequeñas asociaciones que decidieron aunar esfuerzos y a alguna empresa solidaria, conseguimos fondos suficientes como para plantearnos completar el círculo: enviar, repartir, gestionar y entregar hasta el final; así surgió el VICTORIA Social Center que, a día de hoy, se ha convertido en punto de referencia y encuentro para voluntarios y refugiados en Atenas.